16Diciembre2017

Miércoles, 29 Enero 2014 15:38

Cómo mantener en buen estado la lavadora

Valora este artículo
(1 Voto)

Para mantener limpio el cajetín de la lavadora, donde se introduce el detergente, la lejía y el suavizante, tan solo tienes que sacarlo, según las indicaciones del fabricante, y enjuagarlo con abundante agua limpia después de cada colada.

A continuación, lo secas y colocas de la misma manera. De esta forma, evitarás sorpresas desagradables como, por ejemplo, que restos de detergente o lejía puedan pasar a la colada siguiente estropeando la ropa de color.

FILTRO: LÍMPIALO CON REGULARIDAD

Pelusas, hilos, pequeños objetos que se han quedado en los bolsillos involuntariamente... llegan al filtro durante el lavado. Su función es retener estos materiales para que no lleguen a la bomba de desagüe, bloqueándola y provocando una avería.

Para evitar que el filtro se sature hasta el extremo de impedir el buen funcionamiento de la lavadora, es recomendable que lo limpies con regularidad.

Además, también debes limpiarlo siempre que laves ropa muy sucia que pueda haber soltado hilos, si te percatas de que se ha introducido algún objeto por descuido o bien si has visto que la prenda se ha deteriorado durante el lavado.

Un claro síntoma de que es necesario limpiar el filtro es que la lavadora, después de acabar el programa, mantiene agua dentro del tambor, o que la ropa, después del lavado, continúa estando sucia.

El filtro, normalmente, está situado en un lugar de fácil acceso. Al desmontarlo, es normal que salga algo de agua. Por eso, te recomendamos que tengas a mano un recipiente de baja altura (plato bajo, sartén, etc.) para poder recogerla.

TAMBOR: CON UN DESINCRUSTANTE QUEDARÁ PERFECTO

El tambor es otro elemento de la lavadora que también es necesario limpiar cada cierto tiempo. Un indicador de que ya es necesario es que la lavadora, más que lavar la ropa, la manche.

Para ello, debes programar un ciclo largo de lavado con la lavadora vacía y en un programa que llene el tambor con mucha agua. En este lavado no introducirás detergente, sino un desincrustante, vinagre o ácido cítrico (consulta las instrucciones del fabricante). Cuando el ciclo haya terminado, el tambor estará limpio.

¡Ojo con los detergentes de baja calidad! Pueden no disolverse correctamente, sobre todo en agua fría. Estos acaban quedándose en el interior del tambor ensuciándolo más rápido de lo habitual.

 

 

Visto 1130 veces

KEYTON

garantiaServicio-tecnicoecokey

Contáctanos

Llámanos al:
0800.8KEYTON
0800(8539866)

Escríbenos:
Formulario Online